Casa Taller

En 1990 tomamos la decisión de transformar  nuestra casa y convertirla en una “Casa Taller”, porque arte y artista no van separados. El Arte tiene el trabajo de amplificar la mirada, el Arte permite pensar y reflexionar sobre las ideas, experiencia, creencias; rompe los paradigmas, los códigos, saltar al vacío y volver a reconstruir. El Renacer en el infinito movimiento de transmutación, como el Alfa y el Omega, como la vida misma.